Las vacaciones van terminando pero eso no impide tomarse un par de días de descanso para desconectar y relajarse un poco. El otoño aún no ha empezado y, como el tiempo nos acompaña, tenemos que aprovechar para hacer escapadas tanto al mar como a la montaña. Un lugar idílico para ello es el Hotel Palau Lo Mirador; un hotel con mucho encanto en un Palacio del siglo XIV situado en Torroella de Montgrí. Se encuentra entre los Hoteles con Encanto más emblemáticos de la Costa Brava, y es perfecto para escaparse de la rutina que justo acaba de empezar.

Gozarás de todos los lujos como si fueses un rey en su propio palacio, con atención personalizada, además de servicios como un restaurante gourmet, el patio gótico, el Salón Real y el Salón Privado, jardines hermosos y el Palacete de cristal.

 

Un hotel con muchos hechos históricos de Cataluña

 

Allí vivió la familia Torroella que consiguieron atraer población con generosos privilegios. Más tarde, se transformó en la residencia de los condes de Barcelona. Esa fue una época de esplendor para el Palau Lo Mirador. Llegaron a hospedarse reyes como Jaime I el Conquistador y Juan I, conocido también como el rey Cazador. Juan I pasó ahí su última noche de vida con sus consejeros, entre los cuales se encontraba Bernat Metge.

Después vino otra gran época de esplendor con el marqués de Robert que quiso hacer del edificio una residencia estival y para ello contó con el arquitecto novecentista Rafael Masó.

Como era de esperar, con tanta historia también tiene que haber mucha cultura y arte. El Baix Empordá siempre ha sido fuente de inspiración para escritores y artistas como Josep Pla o Salvador Dalí. También es perfecto para hacer turismo ya sea a pie, en bicicleta, a caballo, en globo aerostático… Y deportes de aventura como el paracaidismo, quads, y muchos más. Para los que prefieran el agua también encontrarán muchas actividades desde el submarinismo hasta el esquí náutico, waterboard, vela, kayak…

Y no nos olvidemos de los que les gusta la buena comida. El hotel cuenta con el Restaurante Palau Lo Mirador donde disfrutarás de una selecta cocina mediterránea con los mejores productos de la zona en un ambiente exclusivo y privilegiado.

Este hotel no sólo es perfecto para pasar unos días de descanso, sino que también para hacer reuniones de empresa en el Salón Privado con vistas a los hermosos jardines y con luz natural. Todo ello acompañado de una atención discreta y eficaz para que, en conjunto, surjan grandes proyectos.

Las habitaciones combinan la tradición y la modernidad para estar a la altura de la exigencia que debe tener un hotel con encanto de este siglo. Han cuidado hasta el mínimo detalle. Desde las habitaciones se puede admirar los jardines del Palacio y tienen vistas del pueblo de Torroella de Montgrí.

El Hotel Palau Lo Mirador es perfecto para cualquier celebración. Cuenta con salones privados para hacer bautizos, comuniones, cumpleaños e incluso bodas. Además de discoteca y otras fiestas personalizadas para que te lo pases en grande.

pensión ciudadela

A Amenities Hotel nos encontrarás allí para que tengas toda la comodidad y confort y te sientas como un rey. Dispondrás del champú de la colección Tendence que hará que tus baños y duchas sean un auténtico lujo.

Aprovecha al máximo estos pocos días que quedan de buen tiempo y disfruta de una escapada maravillosa para que la vuelta a la rutina no sea tan pesada.